Publicado: 25 de Noviembre de 2016

La enfermedad de Alzheimer se incluye dentro de un conjunto de alteraciones patológicas denominadas demencias.
La demencia implica un deterioro de las funciones cerebrales superiores; principalmente de tipo cognitivo.
Este deterioro continuo disminuye progresivamente la autonomía del enfermo, haciéndose más dependiente de los demás.
No existe actualmente un tratamiento curativo para las demencias, ni tampoco se puede frenar la evolución de la enfermedad.